LA SEGURIDAD REGIONAL: ¿HACIA UNA COOPERACIÓN REFORZADA?

MLADEN YOPO HERRERA

Resumen

La creación de la Unión Sudamericana de Naciones (UNASUR) el 23 de mayo de 2008 y, en particular, del Consejo Sudamericano de Defensa (CSD) en diciembre de 2008 (puesto en marcha en marzo del 2009 con la Declaración de Santiago), revela una transición entre sistemas en el escenario de la defensa y la seguridad regional. En medio de experiencias frustradas (y frustrantes), de vacíos e incertidumbres (diferencias) en estas esferas, de múltiples procesos de integración con expresiones propias en los ámbitos de la seguridad y/o la defensa, agendas regionales compartidas que dan cuenta de realidades complejas, dinámicas y cambiantes (difíciles de controlar), el sistema regional e interamericano de seguridad y defensa se encuentra transitando hacia un tipo de organización exible que combina algunos componentes de seguridad colectiva (tipo TIAR) con otros elementos y mecanismo de carácter más cooperativo (incluyendo el sentido de cooperación reforzada). Ahí están, por ejemplo, las Medidas de Con anza Mutua adoptadas en la UNASUR en referencia al intercambio de información sobre sistemas de defensa, efectivos, armas y equipos, y que van más allá de los conceptos desarrollados en el ámbito hemisférico al acercarse a las medidas impulsadas en el marco de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE). A pesar de lo prometedor que ha signi cado esta tendencia de buscar fórmulas cooperativas y exibles para enfrentar las amenazas y desafíos en la perspectiva de consolidar una arquitectura de paz y seguridad regional, los resultados nales no siempre han sido los esperados. 

Palabras clave

Defensa; seguridad colectiva; seguridad cooperativa; seguridad cooperativa reforzada; seguridad multidimensional; integración y agenda compartida; arquitectura flexible; OEA; UNASUR; Consejo Sudamericano de Defensa; Honduras

Texto completo:

PDF