LA FRACTURA CONTEMPORÁNEA ENTRE LOGOS Y POLIS. MEDITACIONES EPISTEMOLÓGICAS

RODRIGO AHUMADA DURÁN

Resumen

El artículo se refiere al giro que ha conocido la ciencia política en los últimos decenios, en que se ha desligado de sus orígenes para buscar su identidad epistemológica en el ámbito de las ciencias sociales, con una idea esencialmente empirista de la ciencia, de corte “positivista”. Esta consiste en la convicción de que el único conocimiento válido, la única ciencia posible, es la que proviene de la observación de los fenómenos: solamente hay ciencia de lo observable, de lo cuantificable o medible. Así, únicamente lo empírico sería suficiente para satisfacer todas las necesidades del ser humano. De esta lógica epistemológica se desprenden dos consecuencias inmediatas. En primer término la imposibilidad de cualquier diálogo entre ética (social) y política, olvidando que toda realidad propiamente humana es intrínsecamente ética. El segundo aspecto es la separación de la política de cualquier referente antropológico, con lo que se deja de lado a la persona humana como principio, sujeto y fin de la política.  Por lo anterior, la ciencia política se encuentra hoy día amenazada por una doble tentación de la cual los “politólogos” no siempre tienen clara conciencia: por un lado, ser absorbida enteramente por la sociología política, pasando a ser su objeto de estudio únicamente el poder; y por el otro, ser contaminada por la ideología.  En este artículo, el autor se centra en los fundamentos epistemológicos de la ciencia política, sobre la hipótesis de trabajo que la politología pertenece a la ética social y no al campo de las ciencias sociales. Por lo tanto, su objeto y fin no es, y no puede ser, el poder.

 

Palabras clave

Epistemología; ciencia política; ética; poder; ciencias sociales

Texto completo:

PDF